Saturday, October 21, 2006

La verdad sobre Octavio

No, no.... Octavio no salió de un repollo. Tampoco lo trajo la cigueña. Tampoco fue "el Pombero" cómo se dice en la selva misionera cuando una mujer queda embarazada y no sabén quién es el padre... Octavio tiene un padre biológico, doy fe, pero el prefirió no serlo, o mejor dicho, no creer que lo fuera (lo que fue decisivamente ofensivo para mi) y en la era del ADN, preferí dejarlo en su ignorancia. El se lo pierde.
Octavio tiene una padre adoptivo. Un hombre que cuando le confesé mi estado, absolutamente conmovido, y vaya a saber por qué razones internas, se ofreció a criarlo como si fuera su padre...y eso era exactamente lo que quería para ese bebé que crecía en mi panza, un padre, no un donante de esperma que estuviera obligado a mantener a mi hijo y lo peor... que tuviera derechos sobre él.
"Octavio es tan fuerte que no solo sobrevivió a dos amenazas de parto prematuro, sino que, además se consiguió un papá" Eso es lo que siempre dije y lo que me sostuvo para seguir adelante en los malos momentos que siguieron. Y pasa que cuando llegó destruyó mi economía y estaba "en la lona" como se dice acá. Y la verdad es que esta sociedad se llena la boca adulando a la mujer que decide tener un hijo sola cuando por lo bajo te taladran el cerebro diciéndote que deberías abortarlo, que sos una inconsciente pues no sabés nada del padre, que estas siendo egoísta con tu hija mayor, y un montón de cosas más que jamás confiesan a viva voz. Si yo no fuera de decisiones tan firmes hubiese hecho algo que no quería. Lamentablemente muchas mujeres no luchan por lo que quieren por el entorno de mierda. Este entorno me castigó quitandome todas las manos. Ni un par de medias recibí de regalo... nada. Ni siquiera logré que personas que habían tenido bebés antes me pasaran algo ya usado. Nada de nada. No crean que me olvide. Me acuerdo de cada comentario y de cada actitud de mierda...algún día la vida les pasará factura. Lo triste es que tengo esa sensación de desprecio que atajo como un escudo para que a Octavio nunca le llegue.
Perdón. Estoy siendo injusta. Hay alguien que sí me ayudo muchísimo y venía de afuera, pero eso es tema de otro post...

Thursday, October 19, 2006

Napo

Fijense, ahi arriba... más arriba bien a la izquierda...
Ven el gatito? Para la web es Neko, pero para nosotros es Napoleón. Si, Octavio tiene un gemelo gatuno llamado Napoleón un gato arena y blanco que tiene vocecita de nenita y se comporta como el demonio de tazmania cuando juega. Háganle clic en la pancita.... vamos a ver si alcanza el mouse!

P.D.: vieron? chiche nuevo! ya lo pueden copiar!

Wednesday, October 18, 2006

Octi y la caja de chocolates


Bueno, llegó el momento de presentarles a una actríz que no es secundaria en la vida de Octavio.... LA ABUELA!!
Si.... ella, la que dejó de ser madre el día que yo fui madre para convertirse en una abuela absolutamente babosa por sus nietos y por sobre todo... por Octavio! Ella, la que soborna al nene comprándole todo tipo de golosinas que le da a escondidas para que yo no me enoje y se las confisque. La que lo llena de huevitos de chocolate justo antes de la cena. La que no hay forma de hacerle entender que es preferible que le compre figuritas en vez de caramelos y que encima, como es mi madre, me reta defendiendo lo indefendible y haciendo que Octi vaya en su busca cada vez que yo me enojo con él. Ella es la gran proveedora de Chocolates. La verdad que algo ayuda. No es una persona con la que se pueda contar mucho porque, en determinado sentido es limitada. No sabe cuidar chicos (o en realidad no le gusta) razón por la cual, y aunque vive justo al lado de mi casa, si yo tengo que salir debo llamar a alguien que me cuide los chicos. Tampoco sabe qué hacer cuando alguien se enferma y se pone tan nerviosa cuando eso pasa que se lo pasa repitiendo "ay! no me hagas esto que no sé que hacer!". Vive haciendo trabajo social en su club de jubilados y yo no se qué hace, pero se lo pasa haciendo trámites. Obsesiva con la computadora y los juegos de azar, es la responsable que mi hija cantara como "niña cantora de la loteria" en los colectivos en vez de una cantar canciones de jardín y haciéndome pasar terribles papelones. Obviamente no cose, ni teje y protesta si debe cocinar, porque lo de ella está más allá, en la dimensión desconocida tal vez. Se le perdona todo porque, cuando yo estaba hecha un pañuelito por ser madre soltera y después de no hablarme un mes entero del enojo que tenía, vino y me dijo: "la verdad es que te admiro. Yo una vez quedé embarazada y lo aborté por el qué dirán y siempre me arrepentí de eso" me quedé helada porque ni idea tenía que le había sucedido eso, y de ahí en más me acompañaba con la panza a todos lados. Y ahí estaba, pálida mortal del susto el día que nació Octavio y se quedó toda la noche conmigo en el sanatorio ayudándome con el bebé. Yo sé que eso fue un esfuerzo sobrehumano para ella y por eso y por muchas cosas buenas que tiene le tengo paciencia.... aunque las indigestiones de Octi por las golosinas que ella compra las tengo que aguantar yo.

Sunday, October 15, 2006

Mi Día


Esta soy yo según Octavio. Me regaló esta tarjeta junto con una germinación de mijo con forma de papa con cara simpática. Esta empezando a hacer figuras humanas y se lo pasa dibujando todo el día. Su hermana, Dominique, le enseña y le presta sus lapiceras (a veces a regañadientes). Nickie, como le decimos familiarmente, me preparó el almuerzo y me regaló una billetera divina y un jean. Tenemos la casa super despelotada, y no tenemos ganas de mover un dedo, pero estamos contentos a pesar de todo. Los tengo conmigo... qué más se puede pedir?

Saturday, October 14, 2006


















Para Octavio fue un día especial. Vino, "su papá" y le trajo una cajita felíz, luego fue a pasear conmigo y con su hermana, le compré una motito que miraba hacía rato y cenó en Burguer. -"esta va a ser mi moto favorita, mami" me dijo con la emoción que tienen los chicos cuando les regalan algo que desearon mucho. Estaba felíz, muy felíz.
Lamentablemente, en el patio de comidas del shopping, la moto se cayó y se quebró. El muchacho que limpiaba las mesas, levantó los pedazos y viendo la desolación de Octavio le dijo: "no te hagas problemas que tiene arreglo", pero Octi, se durmió más tarde llorando y repitiendo "mi moto era nueva..." Yo le prometí arreglarla o comprar otra, pero para él no es lo mismo... No. Cuando uno quiere a algo o a alguien eso no tiene reemplazo.
Esta tarde, mientras Octavio jugaba, yo le preguntaba a Pablo "el papá", si quería a mi hijo. No contestó. En eso vino corriendo Octavio, lo abrazó y le pidió un beso. A mi se me partía el corazón porque sé como ese nene de 3 años y medio lo ama. "No te pasa nada cuando te abraza y te besa?".... no contestó. Le recordé que ante una jueza había llorado diciendo que nadie le iba a decir que ese nene que le decía papá no era hijo suyo. "Te mereces un Oscar"
Octavio esta ajeno a todo esto pero no por mucho tiempo. No solo tengo que decirle que ese no es su papá sino que, al igual que su papá biológico, este tampoco lo quiere. Es muy duro.

El miedo, el odio y el dolor se conjugan y yo no sé qué hacer para evitarle tanto dolor. Si ustedes supieran la belleza que hay en su mirada, la dulzura de sus besos y abrazos, la ternura con la que dice "te quiero mucho", no podrían creer que alguien lo rechazara.

Dondé habrá un papá para Octavio?